SELECCIONAR IDIOMA:

Variedad representativa en voces para videojuegos

Cómo la escritura, la contratación y la traducción inclusivas mejoran el desarrollo de historias y personajes

Los creadores de videojuegos quieren cada vez más que sus historias y personajes reflejen la diversidad social de una manera que sea inclusiva y auténtica. Esto se debe en parte a un sentido de responsabilidad social y valores compartidos. Pero incluso dejando eso de lado, si se carece de sensibilidad al crear personajes, se puede plantear un riesgo para el éxito y la reputación de un videojuego. Lionbridge Gaming se enorgullece de apoyar iniciativas que cuentan con diversidad de voces e historias. De hecho, hemos estado reorganizando nuestros procesos para hacer precisamente eso. 

Las nuevas necesidades de los estudios  

El mercado global está creciendo hacia nuevos territorios y Lionbridge Gaming continúa aumentando su presencia en los estudios. Además de nuevos estudios, está surgiendo la necesidad que hablantes nativos de lugares donde no existen estudios ni producción de doblaje de videojuegos pongan su voz a ciertos personajes.   

Recientemente hemos reclutado a varios dobladores para la versión original de audio en una lengua que (ejem...) tuvimos que buscar en Google. Para mantener la autenticidad, fuimos a grabarla allí donde viven los dobladores nativos. La ampliación de la red de estudios de grabación, la grabación remota de estudio a estudio e incluso la grabación desde casa son tecnologías importantes para que estén representadas en la producción de videojuegos comunidades y culturas que hasta ahora no lo han estado.  


Con los nuevos dobladores aumenta la diversidad de voces

Los dobladores locales con experiencia en videojuegos tienden a reflejar lo que se ha buscado históricamente en el sector. No nos sorprende que exista una tendencia hacia la falta de diversidad entre estos profesionales.  

Recientemente, Lionbridge ha grabado voces no binarias y transgénero en varios idiomas. Acordamos con los clientes que, para representar a la comunidad LGTBQ+ de forma genuina, a esos roles deben ponerles voz miembros del colectivo pertinente. 

Para llegar a los dobladores históricamente excluidos, necesitábamos ampliar nuestro enfoque de contratación. Por eso nos pusimos en contacto con las comunidades minoritarias y las organizaciones que las representan y adaptamos nuestros procesos para apoyar a los talentos emergentes a medida que adquieran experiencia.   

Como ninguno de nuestros profesionales se había identificado todavía como LGBTQ+, nuestros equipos de casting locales contactaron a través de recomendaciones personales o grupos locales con profesionales no binarios y transgénero que realizaban un trabajo semiprofesional para evaluar su interés. Nuestros coaches de voces trabajaron con los dobladores seleccionados para ayudarles a entender la importancia de la alta especialización técnica en la grabación de videojuegos.  

Nosotros también aprendimos algo. Los directores y los equipos de grabación se prepararon para asegurarse de que comprendieran los objetivos artísticos y de que estuvieran preparados para gestionar el talento con sensibilidad.  Los ingenieros de audio se adaptaron a trabajar con frecuencias vocales que se salían de lo normal según los géneros binarios. Fue un esfuerzo colectivo que se perfeccionará y repetirá a medida que creemos grupos de dobladores y equipos de grabación para satisfacer la creciente demanda de diversidad de voces.  

Un lenguaje apropiado  

La inclusión en el audio de videojuegos comenzó antes de que se hablara o grabara una palabra.  Los guiones, y a veces el propio idioma, están bajo escrutinio. Las verificaciones automatizadas pueden captar términos ofensivos, pero solo los escritores, traductores, revisores y equipos de grabación con cierta sensibilidad cultural pueden garantizar que el lenguaje utilizado sea verdaderamente inclusivo.  

Lionbridge entrena a sus equipos para lograr este objetivo y les enseña técnicas como la escritura para la neutralidad de género y el uso de pronombres no binarios en los idiomas de destino. Nuestros equipos de audio ya están familiarizados con la gestión de múltiples opciones de género para videojuegos que permiten a los jugadores elegir el género de su personaje. Además, nuestra tecnología de grabación se está preparando para dar mejor cabida a múltiples variantes de género y géneros no normativos.  


¿Merece la pena este esfuerzo? 

Claramente, ¡sí!

Hacer frente a los desafíos de la inclusión, la diversidad y la autenticidad en el audio requiere la participación de todos los miembros del equipo durante todo el proceso de producción. Estamos atravesando un período de transición en el que para lograr la inclusión se requiere un reclutamiento activo que compense la desigual situación histórica.   

Los dobladores seleccionados para encarnar estos roles pueden sentirse presionados por representar a su comunidad y a la vez disfrutar de un papel o una historia que refleje su realidad.  Se necesita un esfuerzo en equipo incluso mayor de lo normal para garantizar que el entorno y los procesos ayuden al profesional en su labor.  

Esto significa más trabajo, más procesos y la posibilidad de que los dobladores recién contratados no interpreten como los profesionales acostumbrados a películas de Hollywood.    

Pero esos riesgos y desafíos se compensan claramente con la respuesta de unas comunidades que se ven (y escuchan) perfectamente representadas en los videojuegos.   

Lionbridge continuará apoyando esta rica diversidad de talento por explotar. Necesitamos mucho de lo que tienen que ofrecer. 

Lionbridge Games ofrece servicios de culturalización, revisión geopolítica y diseño narrativo para ayudar a garantizar que los videojuegos de los clientes puedan cruzar las fronteras lingüísticas y culturales con el impacto deseado. Contáctenos para obtener más información sobre cómo podemos ayudarle con sus videojuegos.

  • #blog_posts
  • #gaming
  • #translation_localization
linkedin sharing button

Nicolas Underwood and Simona Pelli with April M. Crehan
AUTORES
Nicolas Underwood and Simona Pelli with April M. Crehan