Cómo elegir un proveedor de servicios lingüísticos para traducciones jurídicas

Cuatro requisitos que deben tenerse en cuenta al evaluar proveedores

Última actualización: enero 13, 2020 10:33AM

Por: Kevin Kraus en colaboración con Sophia Eakins

Los profesionales del derecho nunca insistirán lo suficiente en la importancia que tiene el lenguaje en su profesión. Los abogados recurren a sus poderes de persuasión para defender los intereses de sus clientes. Sus comunicaciones marcan la diferencia entre las victorias legales y las derrotas devastadoras. Por eso, cuando los asuntos legales implican varios idiomas, la dificultad de la comunicación aumenta y es esencial buscar servicios de traducción jurídica externos.

Los abogados que ejercen en una amplia variedad de nichos legales cada vez confían más en los proveedores de servicios lingüísticos para obtener traducciones rigurosas y precisas. Las traducciones juradas pueden ser esenciales para gran variedad de documentos jurídicos, como alegatos, contratos, escrituras e informes, así como para las pruebas obtenidas durante el proceso de descubrimiento probatorio.

Dado el papel fundamental que desempeña el lenguaje en los tribunales modernos, los abogados necesitan traducciones excepcionales. Es necesario un examen minucioso para asegurarse de que los proveedores de servicios lingüísticos proporcionarán un producto final preciso en cualquier situación. Tenga en cuenta estos cuatro elementos cuando elija al mejor proveedor de servicios lingüísticos para sus traducciones jurídicas:

1.   Experiencia demostrada en el sector de la traducción jurídica

En el mundo del derecho, una sola palabra o frase fuera de lugar puede afectar al resultado global de todo un caso. Cada palabra debe traducirse con precisión y cuidado. Sin embargo, entender la terminología jurídica en otro idioma puede suponer ya de por sí un reto. Si son varios los idiomas, el reto se complica. Por ejemplo, las palabras o frases cotidianas pueden tener un sentido completamente distinto cuando se contemplan a través de una lente jurídica. Los traductores jurídicos deberían entender la terminología legal utilizada en los diversos estados, así como las diferencias regionales que pueden influir en el significado final del texto traducido.

Por último, los clientes deberían poder confiar en que no necesitarán modificar o revisar los documentos traducidos antes de utilizarlos en los procesos judiciales o administrativos.

2.   Una selección rigurosa de los traductores aceptados

Los estándares oficiales de lo que se considera una traducción aceptable pueden diferir enormemente de un país a otro. Por ejemplo, en Estados Unidos, la Regla 34(a) de las Reglas federales del procedimiento civil se limita a establecer que los abogados deberán presentar los documentos traducidos en un «formato utilizable». Sin embargo, no ofrece ninguna orientación sobre cómo realizar traducciones juradas. Cada proveedor de servicios lingüísticos establece sus propios estándares de lo que considera traducciones juradas «utilizables». Lionbridge aborda este problema exigiendo que cada traducción jurada pase por varios controles de calidad. Además, realizamos un riguroso proceso de selección para cada traductor jurídico. Tenemos que estar seguros de que cuentan con los conocimientos jurídicos y las capacidades necesarias para realizar un trabajo que satisfaga nuestros exigentes estándares. Gracias a ello, nuestros clientes de todo el mundo, con independencia de en qué lugar se encuentren, confían en que las traducciones han sido exhaustivamente revisadas varias veces para asegurar su exactitud.

Los abogados tienen la gran responsabilidad de presentar un caso convincente, con pruebas y documentos precisos. Los proveedores de servicios lingüísticos contribuyen a descargarles de parte de esas responsabilidades. Ahora bien, no todos los proveedores tienen la capacidad de ofrecer los servicios de traducción de documentos jurídicos precisos que los abogados de hoy día necesitan.  Es muy importante actuar con diligencia a la hora de buscar un proveedor de servicios lingüísticos de confianza.

3.   Servicios de traducción inmediata a cualquier hora y en cualquier lugar

En los casos importantes, cada segundo cuenta. Procuradores y abogados deben ajustarse a plazos estrictos. Los retrasos pueden tener consecuencias catastróficas para los clientes.

El gran alcance de las pruebas requeridas en casos complicados exige puntualidad. Sin embargo, con servicios de traducción eficientes, no hay por qué temer que vayan a incumplirse los plazos de presentación de las pruebas clave. Cuanto antes traduzca el proveedor de servicios lingüísticos, antes podrá el abogado acceder a los documentos necesarios para respaldar el caso. Su bufete puede superar la dificultad de los pleitos que implican varios idiomas asociándose con un proveedor de servicios lingüísticos que entienda la urgencia de su trabajo.

Lo ideal es que los proveedores de servicios lingüísticos puedan recibir y aceptar rápidamente las peticiones, con independencia del momento en que se les envíen. Un apoyo las 24 horas del día permite a los profesionales del derecho buscar ayuda en cualquier momento, desde cualquier lugar. Esta escala global también es importante para casos que cuentan con restricciones geográficas por razones legales o por decisión del cliente. Los proveedores de servicios lingüísticos que tienen oficinas en todo el mundo pueden responder fácilmente a los clientes que necesitan documentos traducidos en un determinado país.

4.   Infraestructura y procesos de seguridad de primera categoría

En el panorama de seguridad mundial, cada vez más complejo, la preocupación por la confidencialidad y seguridad es mayor que nunca, sobre todo en el ámbito de la traducción jurídica. La seguridad y confidencialidad de los datos es una cuestión especialmente sensible en la actividad de abogados y bufetes. Los datos cuya protección se les confía son propiedad de sus clientes, quienes podrían haberles comunicado la información más reservada y confidencial que poseen. Las necesidades de seguridad específicas de cada caso exigen un estricto protocolo respecto al manejo de las comunicaciones y los archivos. El cumplimiento del RGPD es primordial, ya que impone unas prácticas rigurosas de seguridad e higiene de los datos. Un buen proveedor de servicios lingüísticos tiene las herramientas y la infraestructura para garantizar la seguridad y confidencialidad de los datos subyacentes.

Los proveedores deben ser capaces de reconocer los problemas de seguridad únicos a los que se enfrentan los profesionales del derecho hoy día y ajustar sus servicios en consecuencia para garantizar que los datos están seguros en todas las fases del proceso de traducción.

El contenido jurídico multilingüe es complejo. Pero su gestión no debería serlo.

Póngase en contacto con un miembro del equipo de Lionbridge para tener asistencia las 24 horas del día.

Lion
AUTOR
Sophia Eakins