¿Qué funciones desempeña un intérprete presencial?

Cómo y cuándo aportan los intérpretes sus conocimientos a procedimientos legales: información básica

Última actualización: marzo 23, 2020 1:25PM

Normalmente, la diversidad lingüística enriquece nuestro panorama cultural.  No obstante, ante un tribunal, esa diversidad añade un elemento de complejidad a asuntos ya de por sí complicados. Por ejemplo, en el caso del inglés, es la lengua predominante en Estados Unidos, pero solo es una de las más de 350 lenguas que hablan los residentes actuales en el país: 41 millones de residentes son hispanohablantes nativos. En torno a un sexto de los residentes rusos no hablan ruso como lengua materna. En la India, el inglés es la lengua habitual del sistema judicial, pero, según los datos del censo de 2011, solamente lo habla el 10 % de la población.

Si las personas que se presentan a declarar ante un tribunal hablan idiomas distintos a los de los abogados, se producirá un problema de comprensión entre las partes. Esta situación puede poner en riesgo la legitimidad, la precisión o la interpretación del asunto legal en cuestión.

 

Interpretación en juicio y más allá

Los intérpretes jurados son el puente que salva esa barrera de comunicación, puesto que ofrecen servicios de interpretación de la máxima calidad en el lugar y el momento adecuados, cara a cara con los abogados y con otras personas implicadas en el proceso. La interpretación también puede realizarse por teléfono, pero los intérpretes profesionales suelen asistir a las declaraciones y a los juicios para asegurarse de que aquellas personas con conocimientos limitados de, en este caso, inglés puedan hacerse entender correctamente en juzgados o tribunales de habla inglesa o en procedimientos legales y preparaciones jurídicas en todo el mundo. (Por ejemplo, este es el caso de los intérpretes que asisten a los abogados de habla inglesa en los interrogatorios de testigos en China).  Por supuesto, se aplica el mismo principio a los intérpretes que salvan las barreras de comunicación entre hablantes nativos y no nativos de otros idiomas del mundo.

La función que desempeñan los intérpretes jurados abarca cualquier aspecto del procedimiento legal, que muchas veces empieza mucho antes de que dé comienzo el juicio propiamente dicho. Los intérpretes pueden desempeñar un papel fundamental a la hora de constituir jurados, garantizar testimonios precisos y presentar pruebas en juicio.

A continuación, trataremos los diferentes roles que pueden desempeñar este tipo de intérpretes y la influencia que ejercen en situaciones jurídicas en las que hay tanto en juego.

A gray-scale image of a law school courtroom, similar to ones where many Lionbridge legal interpreters studied.

 

Selección de los miembros del jurado

En aquellos casos en los que se necesite un jurado, los intérpretes suelen ayudar durante el proceso de selección.

En los Estados Unidos, por ejemplo, la falta de conocimientos avanzados de inglés no es motivo suficiente para rechazar como miembro del jurado a alguien por lo demás cualificado para ejercer esa función. Por ello, los abogados necesitan intérpretes capacitados durante el proceso de selección de los potenciales miembros del jurado. Cuando hay personas en un jurado que tienen problemas para hablar inglés correctamente, necesitarán los servicios de un intérprete a lo largo de todo el procedimiento legal.

 

Declaraciones

Durante la fase de pruebas del juicio, las declaraciones pueden resultar una fuente importantísima de información complementaria. Los testimonios detallados tienen un valor incalculable, independientemente del idioma que hable el testigo. Por ello, una traducción imprecisa puede distorsionar el significado de sus respuestas.

Un intérprete jurado cualificado no se limita a traducir palabra por palabra el testimonio de la persona en cuestión, sino que captará el significado implícito de su declaración a través de la entonación y las expresiones no verbales y vernáculas. A menudo, el significado real de un testimonio no depende tanto de las palabras que utilice la persona, sino de cómo las utilice.

 

Interrogatorios directos y contrainterrogatorios

El momento de la declaración proporciona a los testigos la oportunidad de ofrecer su testimonio en un entorno menos formal. Sin embargo, durante el juicio, los interrogatorios y contrainterrogatorios pueden destrozar los nervios de los testigos, incluidos los más importantes, dejándolos con una sensación de inquietud y desasosiego.

Este sentimiento de ansiedad puede producir cambios en la forma de hablar y en la entonación de la persona. En última instancia, esta situación aumenta la barrera lingüística, haciendo que el mensaje del testigo sea más difícil de comprender.

Los intérpretes pueden ejercer un efecto tranquilizante sobre los testigos, ya que estos se sentirán más cómodos sabiendo que podrán expresarse de forma precisa. Asimismo, los testigos se sentirán con la confianza que necesitan para compartir información vital que, de otro modo, jueces o jurados podrían no obtener.

 

Declaraciones iniciales y alegatos finales

Las declaraciones iniciales y los alegatos finales conceden una mayor flexibilidad a los abogados para defender los intereses de sus clientes. Esas intervenciones iniciales pueden influir en cómo los demandantes, los demandados y los testigos se comportan durante todo el juicio.

Además ayudan a los jueces o jurados a comprender la base de los argumentos de cada una de las partes. Van más allá de los datos, las cifras y las pruebas y presentan un discurso que apela a las emociones.

Un intérprete jurado con tablas suficientes puede proporcionar una traducción inmediata a medida que vaya siendo necesario para garantizar que los miembros del jurado, los demandados, los testigos y otras partes interesadas del caso que carezcan de los conocimientos necesarios de inglés comprendan la totalidad de cada declaración inicial y alegato final.

 

Comunicación con abogados o jueces de habla no inglesa

Las complicaciones propias de juzgados bilingües empeoran cuando se trata de asuntos internacionales.

En tales situaciones, los testigos, los abogados y los funcionarios del tribunal suelen hablar lenguas distintas. También es posible que los jueces tengan problemas para comunicarse eficazmente con todas las personas que participan en el juicio. La interpretación internacional garantiza el entendimiento entre las partes a lo largo de todo el proceso. Esto, a su vez, favorece la existencia de un ambiente armonioso y sencillo en el tribunal.

 

Áreas de práctica habituales de los intérpretes presenciales

Los intérpretes presenciales aportan un valor evidente en gran variedad de contextos, tanto administrativos como judiciales, pero suelen estar presentes en ciertos ámbitos:

  • Litigios comerciales importantes. En un mundo globalizado como el de hoy, los secretos comerciales pueden cruzar las fronteras más rápido incluso que los propios bienes y servicios. La protección de la propiedad intelectual en jurisdicciones de todo el mundo requiere un conocimiento profundo de la normativa de cada país y de la legislación internacional.
  • Antimonopolio: Estos procedimientos tienen menos rasgos propios de los pleitos judiciales y más de los de carácter regulador. Preparar adecuadamente a un testigo con un intérprete y luego proceder a realizar la declaración o el examen de ese testigo con el mismo intérprete puede ayudarle a templar los nervios.
  • Ley de Prácticas Corruptas Extranjeras. Su propio nombre indica que aquí podrían producirse disputas multilingües. Y cuando puede haber hasta 25 millones de dólares en juego, que la comunicación sea clara es todavía más importante. En el ámbito de aplicación de esta ley, son habituales los interrogatorio de los testigos y la interpretación simultánea en las vistas.
  • Ley bursátil. Este es un trabajo para intérpretes especializados, ya que deben conocer a fondo la terminología financiera y legal en ambos idiomas. Los intérpretes desempeñaron un papel fundamental en el escándalo del LIBOR, que tuvo un profundo impacto en las corporaciones e instituciones financieras de todo el mundo.

Los intérpretes tienen una enorme responsabilidad a sus espaldas cuando prestan sus conocimientos lingüísticos en los procedimientos judiciales. Deben transmitir con precisión conceptos muy complejos y captar el sentido pleno de los testimonios de los testigos o de las declaraciones de demandantes y demandados. Asimismo, deben evitar cualquier tentación de incorporar sus propias convicciones a la traducción que realicen.

Una buena interpretación evita que la diversidad lingüística influya negativamente en el funcionamiento del tribunal o altere el contenido del testimonio de un testigo. Fomenta la comprensión entre todas las partes y aumenta increíblemente las posibilidades de que el proceso llegue a buen puerto.

Sean cuales sean sus necesidades en el ámbito judicial, puede confiar en los intérpretes jurados de Lionbridge para obtener servicios precisos y muy profesionales. Le ofrecemos servicios de interpretación jurídica, tanto presencial como telefónica. Póngase en contacto con nosotros cuanto antes y obtenga más información sobre nuestros servicios de interpretación presencial.

 

#face-to-face #intérpretes #legal #legalinterpretation #legaltranslation #on-siteinterpretation

AUTOR
Lionbridge Legal