SELECCIONAR IDIOMA:

Serie Tiempos de cambio: aumenta la práctica de la telemedicina

La pandemia acelera la incorporación de la telemedicina


Esta es la quinta entrega de la serie Tiempos de cambio de Lionbridge, una recopilación de comentarios de expertos del sector biomédico sobre los cambios que se están produciendo en el sector como resultado de la crisis de la COVID-19.

Aunque las tecnologías que hacen posible la telemedicina llevan utilizándose muchos años, su adopción ha sido lenta y desigual hasta hace muy poco tiempo. Pero la pandemia de la COVID-19 nos ha obligado a reconsiderar casi todos los aspectos de nuestra forma de vivir y trabajar. Actualmente asistimos a una migración en masa al trabajo a distancia, hasta hace nada inimaginable, e incluso los principales dirigentes mundiales se reúnen a diario a través de sesiones de Zoom y las organizaciones mundiales de la salud más conservadoras se replantean el papel de las tecnologías de la comunicación.

¿Que es la telemedicina? ¿Y por qué la necesitamos?

Los conceptos de telemedicina y telesalud son nuevos para muchas personas, incluso entre los profesionales sanitarios y los investigadores que luchan por dar respuesta a la crisis actual. Consciente de esto, la Organización Mundial de la Salud ha aprobado una amplia definición, que emplea estos términos para describir el uso de las tecnologías de la información y comunicación tanto en la realización de diagnósticos y prescripción de tratamientos, como en las investigaciones y evaluaciones; de hecho, en cualquier actividad que sea «de interés para mejorar la salud de las personas y de las comunidades».

Esta amplia visión se está imponiendo a nuestro alrededor; los gobiernos y los organismos públicos sanitarios recurren a soluciones de tecnología móvil para lo que en su momento se consideraba «epidemiología de campo», el trabajo esencial de notificar síntomas y rastrear contactos. La comunidad investigadora ha reconocido, asimismo, la urgencia del debate. Durante una mesa redonda de la DIA celebrada en marzo, diversos expertos en ensayos clínicos reflexionaron sobre el efecto que los controles gubernamentales impuestos en Wuhan habían tenido en algunos ensayos clínicos vitales. Citaron el ejemplo preocupante de un estudio en el que el 80 % de los participantes se había negado a asistir al centro de investigación, a pesar de contar con los permisos del gobierno necesarios para hacerlo.

¿Qué es lo que cambia a medida que la telemedicina se vuelve imprescindible?

Hasta las agencias reguladoras, organismos cuya existencia se rige por la aversión al riesgo, ahora reconocen que necesitan adaptarse. En su última guía sobre gestión de ensayos clínicos durante la pandemia, la Agencia Europea del Medicamento planteó el reto en términos contundentes. A pesar de subrayar que la seguridad de los pacientes sigue siendo primordial y que los cambios en la práctica clínica deben ser proporcionados y basarse en sólidos principios de gestión del riesgo, la EMA, sin embargo, solicita que se contemplen «medidas extraordinarias», incluidos los contactos de telemedicina, cuando los investigadores traten de compaginar la continuidad de la supervisión con las nuevas exigencias de distanciamiento social y control de la infección.

A medida que estos cambios consigan mayor aceptación, los promotores y los administradores de los ensayos se enfrentarán a nuevos retos propios. Aunque algunas innovaciones, como ePRO, que utiliza medios electrónicos para facilitar la notificación de los resultados del paciente, ya son relativamente comunes, las próximas transformaciones serán mucho más radicales.

Para los investigadores que trabajen dentro de un solo centro o jurisdicción, pasarse al contacto electrónico seguramente no resulte demasiado problemático. Sin embargo, a medida que las terapias prometedoras pasen a la fase de ensayo a gran escala, es probable que surjan nuevas complicaciones. La incorporación de tecnologías de telemedicina puede ayudar a proteger a los participantes y permitir una aceleración vital de las evaluaciones, si bien algunos principios fundamentales, como el consentimiento informado, seguirán siendo aplicables. Esto significa que algunos servicios, como la interpretación telefónica y la interpretación a distancia por vídeo, pueden representar también una parte importante del nuevo panorama clínico.

¿En qué consiste la interpretación telefónica y la interpretación a distancia por vídeo?

Estas modalidades de interpretación, también denominadas interpretación por teléfono e intrepretación remota, permiten disfrutar de las ventajas del apoyo a la comunicación de hablantes nativos, al tiempo que evitan algunos de los problemas logísticos que plantea la interpretación in situ y en persona. El carácter remoto de este enfoque también protege a terceros de contactos personales innecesarios.

El idioma es el elemento esencial de la personalización. Eso no cambia simplemente porque el ensayo clínico o la visita médica pasen a realizarse de pronto a distancia.

¿Será un cambio permanente?

Como han señalado muchos comentaristas, es demasiado pronto para decir cómo será la «nueva normalidad» cuando la pandemia de la COVID-19 por fin remita. Lo que es indudable, sin embargo, es que estamos asistiendo a transformaciones de dimensiones históricas que afectarán de un modo u otro a todos los sectores. Nunca ha sido tan difícil hacer predicciones, pero parece probable que la incorporación de la telemedicina y la telesalud se acelere de forma sustancial y permanente a raíz de esta crisis. Incluso tecnologías que en su día se consideraron muy especializadas en el sector de la salud, como los dispositivos de monitorización portátiles y los asistentes domésticos interactivos, puede que dejen de resultarnos extrañas, o no más que los cubos a los que hablamos para informarnos del tiempo o para elegir un programa en Netflix. Quizá no sea inminente la implantación de un modelo de atención sanitaria prestada al cien por cien en remoto, pero ya no parece improbable la perspectiva de que vayamos a un modelo en donde se prime la atención a distancia.

Para apoyar a su equipo durante la crisis y empezar a planificar la nueva normalidad, póngase en contacto con nuestro equipo del sector biomédico para descubrir cómo podemos ayudarle a mantener el impulso.

 

  • #life_sciences
  • #blog_posts

Mark Aiello
AUTHOR
Mark Aiello