SELECCIONAR IDIOMA:

Serie Tiempos de cambio: La importancia de la formación de los pacientes

Cómo pueden las empresas farmacéuticas mejorar el uso de los medicamentos para que se utilicen «tal y como se han recetado»

Esta es la decimotercera entrega de la serie Tiempos de cambio de Lionbridge, una recopilación de comentarios de expertos del sector biomédico sobre los cambios que se están produciendo en el sector como resultado de la crisis de la COVID-19.

¿Cómo invierten las empresas farmacéuticas en su cartera de medicamentos?

Mucho antes de vender su primera pastilla o inyección, los promotores del sector farmacéutico realizan una inversión masiva de recursos en sus productos. El coste promedio de los ensayos clínicos asciende a más de 40 000 USD por participante. Gracias a la atención que se presta durante años a lo largo de diversas fases, desde la aprobación reglamentaria hasta los consentimientos informados, pasando por la integridad de los datos y la escucha social, se garantiza que los medicamentos sean seguros y eficaces en el momento de su comercialización.

Sin embargo, Pharmavoice realizó hace poco un seminario web en el que se señalaba que los profesionales sanitarios dedican por término medio solo seis minutos a explicar a los pacientes cómo deben tomar la medicación. Y entre los profesionales sanitarios que prescriben tratamientos en los que el propio paciente se tiene que inyectar, el 60 % no está satisfecho con la calidad de la formación que se ofrece. 

A decir verdad, ¿cuántas veces se leen realmente todas las instrucciones que acompañan una nueva prescripción? Casi nunca nos acordamos del prospecto doblado que acompaña al fármaco y que suele acabar perdido o en la basura. En un mundo cada vez más digital, las empresas farmacéuticas deben buscar una forma mejor de hacer llegar las instrucciones a los pacientes.

¿Por qué es importante la formación de los pacientes?

Cualquiera que haya estado en el médico puede dar fe de que la información que se nos facilita durante la consulta puede resultar difícil de recordar. Para seguir bien las instrucciones, aparte de tener buena memoria, es esencial comprender la información y quedar satisfecho con ella

Con demasiada frecuencia, se prescriben nuevos tratamientos a los pacientes y se les envía a casa tras explicarles muy por encima cómo deben administrarse la medicación, incluso cuando el tratamiento requiere que el paciente se inyecte. Sin recordatorios o una referencia, los pacientes pueden olvidarse fácilmente de las contraindicaciones o de algún paso importante. Una información completa y fácil de recordar puede reducir el riesgo de incumplimiento y mantener la seguridad tanto del paciente como del ensayo en su totalidad.

¿Cómo pueden las empresas farmacéuticas informar a los pacientes?

A medida que aumenta la prestación de servicios sanitarios a distancia durante la pandemia de la COVID-19, a los pacientes les resulta cada vez menos atractiva la idea de volver a los centros. Los materiales virtuales o impresos sirven como guías de referencia que no están sujetas a límites geográficos o temporales. Los gráficos y las instrucciones bien traducidas (ya sean en texto o en vídeo) pueden superar las barreras idiomáticas.

Los pacientes ya eligen por sí mismos el formato de vídeo para complementar las indicaciones de los profesionales sanitarios; sirvan de ejemplo los vídeos explicativos de YouTube sobre suturas. Las empresas farmacéuticas pueden llenar ese vacío con contenido propio: valiosos vídeos explicativos, a los que los pacientes puedan acceder escaneando el código de barras que se encuentra en el propio tratamiento. También se pueden subir vídeos o enlaces de formación a las aplicaciones de telesalud, con lo que ya no se perderán más folletos informativos. 

Incluso las tecnologías más recientes, como la realidad aumentada, pueden ser parte de los sistemas de formación. Todas estas opciones pueden enriquecer la experiencia y comprensión del proceso por parte del paciente, lo que permitirá, en definitiva, mejorar los resultados. 

Naturalmente, todas estas nuevas comunicaciones deben ser accesibles en la lengua materna del participante. Las traducciones y transcreaciones precisas y rigurosas desde el punto de vista médico y científico, deben ser completas y comprensibles para estar bien hechas.

Nuestro equipo de Lionbridge cuenta con una vasta experiencia ampliando y mejorando la información médica para favorecer el compromiso y fidelización de los pacientes. ¿Tiene alguna idea o duda sobre este tema? Si es así, póngase en contacto con nosotros.

linkedin sharing button
  • #life_sciences
  • #blog_posts

Mark Aiello
AUTHOR
Mark Aiello