SELECCIONAR IDIOMA:

A patient consulting with a doctor via telehealth

Acortamos la brecha en la comunicación durante el lanzamiento de la vacuna contra la COVID-19

Los profesionales de la salud se enfrentan al desafío de informar sobre la vacuna a la población mundial

A medida que se aprueban y se distribuyen las vacunas contra la COVID-19 para los profesionales sanitarios en varios países, presenciamos la campaña de vacunación más importante de la historia. Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea priorizan la vacunación de los trabajadores de la salud, los residentes y los empleados de los centros asistenciales de atención prolongada, así como de personas mayores entre otros grupos que se ven más afectados por la pandemia. El proceso se volverá mucho más complejo una vez que las vacunas lleguen al público en general en algún momento durante la primavera de este año.

El gobierno, las empresas del sector privado y las organizaciones sin fines de lucro ahora se enfrentan al desafío de hacer llegar la información de manera masiva: cómo pueden informar a la población de todo el mundo de manera clara y efectiva sobre el acceso, la aprobación y la seguridad de la vacuna. Una vez que se administra la vacuna, los profesionales sanitarios deben estar en contacto con las personas vacunadas para realizar un seguimiento de los posibles efectos adversos y garantizar que esas personas reciben una segunda dosis cuando corresponda. Los intérpretes telefónicos de Lionbridge ofrecen sus servicios en más de 350 idiomas distintos, por lo que pueden ayudar a acortar la brecha en la comunicación con pacientes que tienen un dominio limitado del inglés (LEP).

La telemedicina será una parte integral del lanzamiento de la vacuna

Independientemente del idioma que hablen, las personas que reciban la vacuna deben poder comunicarse con su médico de cabecera para hacer preguntas sobre la vacuna, por ejemplo, cuál es la vacuna adecuada para cada caso, qué vacunas están aprobadas y cuándo y cómo podrían ponérsela. Las personas que reciban la vacuna deberán además tener la capacidad de avisar de cualquier efecto adverso que puedan experimentar, que pueden variar desde los más habituales, como dolor de cabeza o cansancio, hasta reacciones alérgicas muy poco frecuentes.

Desde que comenzó la pandemia por COVID-19, la telemedicina ha hecho acto de presencia como una herramienta de uso general para ayudar a los pacientes a comunicarse con el médico, sin tener que exponerse al coronavirus. Si bien la vacunación contra la COVID-19 se realiza en persona, la telemedicina será un medio muy valioso para que los pacientes realicen consultas de seguimiento con los profesionales sanitarios, o bien para aclarar cualquier duda que tengan con respecto a la vacunación. La vacuna de Pfizer-BioNTech, la de Moderna y la de Oxford-AstraZeneca, que ya se están distribuyendo en varios países, deben administrarse en dos dosis para que el organismo genere una respuesta inmunitaria total. En Estados Unidos, las personas que se vacunan reciben una tarjeta de registro en inglés y en español, con la fecha de administración de la vacuna y el nombre de la persona que se la administró. Los profesionales de la salud ya reconocen lo importante que es aplicar una estrategia multilingüe en la distribución de la vacuna contra la COVID-19, así como para garantizar que las personas que hablan otros idiomas puedan aclarar sus dudas con respecto a la vacuna.

A patient consulting with a doctor via telehealth

Diseño de un plan de comunicación claro

A medida que comienza la distribución de la vacuna en países de todo el mundo, se ha demostrado que un plan de comunicación claro y exhaustivo es fundamental para llevar a cabo la vacunación e impedir la difusión de información falsa. Una encuesta realizada por Kaiser Family Foundation en diciembre arrojó que el 85 % de los participantes confía en la información que su propio médico o profesional de la salud les brinda sobre la vacuna. La información clara y accesible procedente de los profesionales sanitarios y los organismos gubernamentales, disponible en varios idiomas, permite que el proceso de vacunación sea más sencillo para las personas.

En Estados Unidos, los Centros para el Control de Enfermedades solicitaron que cada estado diseñara un plan de comunicación integral sobre la vacunación, a fin de garantizar que se respondan todas las necesidades e inquietudes de los distintos grupos de la sociedad. Los servicios lingüísticos son un componente clave para llegar a todas las personas que reciben la vacuna: casi 51 millones de estadounidenses hablan otro idioma que no es inglés en sus casas. Las comunidades de color, en las que se pueden incluir a personas con muy poco dominio del inglés, han resultado afectadas de manera desproporcionada por la COVID-19. Por lo tanto, proporcionar información sobre la vacuna para personas de todos los sectores de la sociedad, que hablan diversos idiomas, es una cuestión de igualdad.

Cómo puede ayudar Lionbridge

Los prestadores de servicios del sector público y privado cuya misión es informar, preparar y comunicar al público en general, incluidos los intermediarios o portavoces que interactúan con dicho público, pueden contar con la ayuda de Lionbridge. Nuestro servicio de interpretación a la carta está disponible las 24 horas del día y los siete días de la semana para cualquier prestador de servicios que necesite asistencia lingüística al instante con el fin de garantizar una comunicación fructífera y receptiva en más de 350 idiomas. Nuestro motor de traducción de texto en tiempo real patentado es muy seguro y también se puede utilizar en mensajes SMS, servicios de mensajería instantánea, bots de chat, WhatsApp o aplicaciones de correo electrónico para obtener información por escrito en cientos de idiomas, además de conversaciones escritas con agentes de servicio que permiten superar las barreras del idioma.

linkedin sharing button
  • #life_sciences
  • #interpretation
  • #blog_posts

Lionbridge
AUTHOR
Lionbridge