SELECCIONAR IDIOMA:

¿Debería localizar los vídeos de su marca?

Mejores prácticas de localización multimedia

Entre los medios de marketing, el vídeo destaca como uno de los más útiles para alcanzar y cautivar al público al que se dirige, ya se trate de otras empresas o de consumidores finales. Analice los siguientes datos:

  • los vídeos de marketing social son un 1200 % más eficaces para generar cuota de mercado que una combinación de texto e imágenes.
     
  • Las estrategias de marketing que utilizan vídeos generan ingresos un 49 % más rápido y propician un 41 % más de tráfico en la red que las demás estrategias.
     
  • El 70 % de los profesionales del marketing considera que el vídeo produce más conversiones que ningún otro tipo de medio.
     
  • El 64 % de los espectadores es más propenso a comprar después de ver un vídeo.
     
  • El 65 % de los ejecutivos visita el sitio web de un proveedor después de ver un vídeo. El 39 % llama al proveedor.
     

Cada vez son más las marcas que se benefician a diario de las ventajas del vídeo. Aproximadamente el 87 % de las empresas recurre al vídeo para fines de marketing. Esta tendencia en claro auge (en 2017 era un  63 % y en 2018, un 81 %) no parece que vaya a detenerse en un futuro próximo. Esto plantea una importante cuestión a los profesionales del marketing. ¿Tendrán sus vídeos la misma eficacia en otros mercados? De no ser así, ¿cómo pueden modificarlos para asegurarse de que lleguen a otros públicos?

Las razones de la localización multimedia

Las campañas multimedia pueden lanzarse en nuevos mercados sin proceder a su previa localización. El método más sencillo es traducir el diálogo y ofrecer subtítulos o un guión con el que los espectadores puedan seguirlo. Pero ¿lo harán?

La falta de localización multimedia suele generar un producto que carece del atractivo del vídeo original. La localización aumenta la eficacia de los vídeos, al utilizar el idioma y las referencias oportunas. De este modo, el vídeo logra conectar con los espectadores de los nuevos mercados sin perder el espíritu y los sentimientos del original

El vídeo es un medio emocional.

Los psicólogos especializados en marketing señalan que las emociones tienen mucho más peso en las decisiones de compra que la lógica y la razón. El vídeo es un medio sumamente emocional.

Nuestro cerebro reacciona naturalmente a lo que ve y oye del mismo modo que en las situaciones reales. La parte racional de nuestro cerebro sabe que lo que vemos no es real, pero la parte instintiva responde emocionalmente. Nos relacionamos con los personajes que vemos en pantalla y empatizamos con sus dificultades, aunque estas sean tan simples como buscar un producto que funcione.

Si las marcas desean aprovechar este fenómeno, deben elaborar un contenido de marketing que llegue al público. Para tener la seguridad de que el mensaje del vídeo no se pierda, es preciso que incorpore en cierta medida valores culturales y conocimientos compartidos.

La simple traducción solo se ocupa del lenguaje hablado, pero una comunicación eficaz abarca mucho más que las palabras que empleamos. Por ejemplo, un vídeo de marca que anime al espectador a destacar entre la masa no tendrá ningún atractivo para los espectadores de una cultura colectivista, cuya principal preocupación es el bien común.

Las empresas pueden llegar al público al que se dirigen gracias a la localización multimedia.

La localización mejora la interacción.

La localización también ayuda a las marcas a sacar partido de las capacidades interactivas del vídeo. Las empresas, tanto si necesitan un vídeo formativo para comunicar la misión y los valores de la marca como si lo que precisan es un vídeo para ilustrar el funcionamiento de su último producto, siempre esperan que el vídeo provoque una acción en el espectador.

La localización, al conseguir que el contenido resulte más próximo, anima a los espectadores a responder ante el vídeo y a realizar la acción deseada.

Cómo localizar un vídeo

Si decide localizar su contenido multimedia, facilítese las cosas:

empiece cuanto antes.

Si fuera posible, elabore la versión del vídeo en el idioma original teniendo ya en mente las futuras tareas de localización. Elimine o reduzca al mínimo los elementos culturales muy específicos. Y eso comprende tanto el texto que aparece en pantalla y el material del guion como los escenarios, los gráficos y los actores.

Comparta todo el material posible con el equipo que le presta los servicios de localización.

Usted desea que el producto final sea fiel a la identidad de su marca, por lo tanto, asegúrese de proporcionar a los profesionales de la localización todos los materiales que necesitan para trabajar en el proyecto con eficacia y efectividad. No olvide, entre otros, todos los guiones del vídeo en el idioma original, así como:

  • Las guías de estilo, que ayudarán al equipo de localización a mantener el tono de voz de su marca.
     
  • Glosarios e información sobre pronunciación de los términos propios de la compañía o del sector. (Los profesionales del lenguaje saben mucho, sin duda, pero no lo saben todo).
     
  • Las directrices de marca, que deberían explicar la filosofía y el mensaje de su empresa. El equipo de localización necesitará realizar algunos cambios para que el contenido se ajuste a los valores culturales del mercado al que se dirige su empresa.
     

Si le facilita información detallada sobre la marca, el resultado final será más coherente con los materiales ya existentes.

Conozca las diferencias entre doblaje, voz en off y subtitulado.

En algunos vídeos la localización más apropiada del contenido de una locución en off será un doblaje sobre la voz original. Esto suele funcionar mejor cuando la persona que habla no aparece en pantalla.

Hoy día el doblaje suele dejar la voz original atenuada de fondo y superpone el contenido localizado. Gracias a que el discurso original es aún mínimamente perceptible, su resultado final no supondrá la misma desconexión que produce un doblaje completo.

Otra posibilidad es subtitular las palabras de quienes aparecen en pantalla o de las voces en off. Si opta por este enfoque, debe además tener presente la necesidad de sincronización, ya que algunos idiomas requieren más tiempo y espacio para expresar la misma idea que otros. No querrá que el audio y las imágenes vayan desacompasados, algo que puede ocurrir si el contenido localizado dura más que el original.

Un último apunte

Aunque es cierto que puede publicar un vídeo en un mercado cultural nuevo sin localizarlo, los vínculos que establezca con su público serán mucho más sólidos si lo localiza. Dichos vínculos atraerán nuevos consumidores y reforzarán las relaciones ya existentes.

En Lionbridge, contamos con la experiencia y el conocimiento cultural para lograr que eso ocurra. Llámenos hoy mismo para descubrir lo que podemos hacer por usted.

linkedin sharing button
  • #blog_posts
  • #translation_localization

Lionbridge
AUTHOR
Lionbridge