Principios básicos de la globalización: Glosario de globalización

Parte 3 de nuestra serie sobre la globalización

Última actualización: abril 23, 2020 7:42AM

Esta es la tercera entrada de blog de una serie en 10 partes dedicada a la «globalización». En las próximas 10 semanas, ofreceremos trucos y consejos sobre lo que hemos aprendido durante más de 20 años en el negocio. Hoy, le proporcionamos las definiciones que necesita conocer: su Glosario de globalización.

En nuestros días, todas las empresas hablan de «globalizarse». En las últimas semanas, nos hemos sumergido en nuestra serie de blog Principios básicos de la globalización.

Si la está siguiendo, habrá aprendido lo que significa realmente globalizarse. Y ya sabrá que para globalizarse de manera efectiva necesita una estrategia bien pensada.

¿Está preparado para continuar? Esta semana, nos zambullimos en la terminología clave que necesita conocer antes de empezar. A lo largo de la serie esos términos aparecerán con frecuencia. Siga leyendo nuestro Glosario de globalización.

Globalización

Globalización es el término formal para referirse al proceso de «globalizarse». En ese sentido, comprende cualquier iniciativa comercial que tenga alcance internacional.

Un proceso completo de globalización comprende varias fases, desde el estudio de la normativa comercial del mercado objetivo hasta el establecimiento de la infraestructura que permita llevar a cabo una estrategia global.

Marketing global: una fase importante

El marketing global, que posiciona los productos en función de las necesidades de diversos mercados locales, es una parte importante del proceso de globalización.

En resumen, el marketing global implica:

  • estudiar las preferencias y las expectativas de los mercados objetivo;
  • adaptar la oferta de productos a los gustos y las expectativas locales;
  • crear estrategias de redes sociales que atraigan a públicos multiculturales;
  • publicar materiales de marketing en idiomas locales;
  • … y mucho más.

Conciencia global/ciudadanía global

Cualquier especialista de marketing sabe que un negocio no puede triunfar si no conoce a su público. Es más, esta verdad se hace cada vez más evidente cuando se empieza a globalizar. Las tendencias geopolíticas, tecnológicas e incluso meteorológicas comienzan a afectar a su cadena de valor en el momento en que traspasa las fronteras nacionales.

Para lidiar con estos sistemas tan complejos y a menudo enigmáticos, debe pensar en sí mismo y en su empresa en términos de ciudadanía global. No basta con entender a su comunidad nacional y el papel que su empresa desempeña en ella. Debe pensar también en el resto del mundo, en el impacto que su empresa tendrá sobre él, y en los efectos que el mundo tendrá sobre su empresa.

En resumen: necesita desarrollar una conciencia global, una comprensión de los sistemas nacionales, internacionales y naturales que afectan a su negocio. A medida que tome conciencia global, empezará a ver cómo estos sistemas se conectan con todos los aspectos de su negocio y sus grupos de interés, y aprenderá a tomar decisiones en consecuencia.

La conciencia global y el sentido de ciudadanía global, juntos, le permitirán introducir a su empresa en la escena internacional.

Internacionalización

La internacionalización es uno de los diversos procesos interconectados que conforman los esfuerzos de una empresa para globalizarse. Los conocedores del sector se refieren a esos procesos con el acrónimo GILT:

  • globalización;
  • internacionalización;
  • localización;
  • traducción.

Si desea saber más sobre esos procesos, lea nuestro post anterior sobre el tema.

La internacionalización, a la que algunos se refieren con la abreviatura i18n, es el primer subproceso de la globalización. Es el proceso de diseñar y posicionar productos para que se adapten fácilmente a diversos mercados e idiomas.

Para internacionalizar, debe, ante todo, tener en cuenta, ya desde la fase de desarrollo del producto, los mercados en los que prevé entrar. Su objetivo es crear un material original lo más universal posible. Eso significa, entre otras cosas:

  • eliminar las referencias y convenciones propias de una determinada cultura;
  • asegurarse de que el código permite adaptar diferentes alfabetos y direcciones de lectura;
  • diseñar formatos compatibles con diferentes monedas e idiomas.

En resumen: si se hace bien, el proceso de internacionalización reduce el coste y el tiempo necesarios para localizar su producto o servicio en cada nuevo mercado.

Localización

Como probablemente ya sabe, la localización es el proceso para lograr que un producto o un mensaje tengan repercusión en una determinada cultura de destino, como si hubieran sido creados originalmente allí. Empieza donde acaba la internacionalización.

La localización debe identificar y adaptar todos los factores que hacen que un mensaje sea relevante y comprensible para una cultura en concreto. Entre otros:

  • números de teléfono, direcciones, fechas y medidas;
  • divisa;
  • puntuación y dirección del texto (izquierda a derecha, derecha a izquierda o vertical);
  • símbolos culturalmente entendidos (señales de stop, marcas de verificación, asociaciones a colores, etc.).

Ejemplos de localización

Dunkin’ Donuts y Domino’s Pizza han tomado un concepto culinario básico y lo han hecho atractivo para personas de diferentes culturas gastronómicas. Por ejemplo: en China, Dunkin’ Donuts vende donuts de carne de cerdo deshilachada y algas marinas. Del mismo modo, en los restaurantes Domino’s de Asia se pueden encargar pizzas básicas (masa, salsa y queso) con marisco. El curry es un ingrediente popular en India. Ambas marcas se abastecen localmente de ingredientes personalizados, lo que, a su vez, aumenta su atractivo dentro de cada mercado. Ambas adaptan su carta para apelar a los gustos y preferencias locales de sus clientes.

Traducción e interpretación

Estos dos términos designan subprocesos de la localización. Por traducción se entiende la conversión de un texto escrito a otro idioma. La interpretación, por su parte, se refiere a lo mismo, pero en formato oral y en tiempo real.

Los servicios de traducción se prestan una vez por idioma para cada pieza de contenido, por lo tanto solo requieren el trabajo de una persona o de un equipo de traducción. Para los servicios de interpretación, sin embargo, la empresa debe contar con personal profesional disponible que hable los diferentes idiomas de destino. En algunos casos, cuando los hablantes de dos idiomas diferentes se encuentran en lugares distintos, los intérpretes pueden proporcionar servicios de interpretación telefónica.

Proveedor de servicios lingüísticos

Traductores e intérpretes a menudo trabajan para un proveedor de servicios lingüísticos, es decir, una organización que atiende las necesidades lingüísticas de una empresa globalizada. Estas organizaciones prestan diversos servicios relacionados con el lenguaje y la traducción. Entre otros:

  • traducción;
  • interpretación;
  • localización;
  • testing de mercado;
  • creación de contenido.

Los proveedores de servicios lingüísticos recurren a colaboradores monolingües o plurilingües, lo que significa que su personal puede trabajar en una combinación lingüística o en varias. Además, pueden ofrecer servicios prestados enteramente por personas o pueden recurrir a la ayuda de sistemas de traducción automática para ciertas fases del proceso.

SEO multilingüe

Probablemente ya esté familiarizado con la expresión optimización para motores de búsqueda (SEO, por sus siglas en inglés) con que se designa el proceso por el que puede optimizar su sitio web para que aparezca en los primeros puestos cuando los visitantes objetivo realizan una búsqueda en un motor como Google. El SEO multilingüe es lo mismo, pero para varios idiomas y lugares.

El proceso SEO en un solo idioma ya resulta complicado; añadir otras capas con otros idiomas lo complica aún más. En otro post, le ayudaremos a abordar la optimización de su sitio web para todos los idiomas, motores de búsqueda y mercados que le interesen.

Un último apunte

Con estos términos incorporados a su léxico puede participar en el debate de la globalización que está cambiando el mundo de los negocios. Pero recuerde, no basta con conocer la jerga. También debe estar al día de las novedades y mejores prácticas del sector y aplicar lo que aprende en su trabajo.

Empiece hoy mismo. El mundo le espera.

Parte 1: Principios básicos de la globalización: ¿Qué significa «globalizarse»?

Parte 2: Principios básicos de la globalización: de acuerdo, tiene una página web. ¿Y con eso ya es una empresa global?

Parte 4: Principios básicos de la globalización: ¿Adónde dirigirse?

Parte 5: Principios básicos de la globalización: Cómo hacer que la competencia se vuelva su mejor aliado

Parte 6: Principios básicos de la globalización: cómo optimizar su estrategia SEO

Parte 7: Principios básicos de la globalización: ¿Qué es una estrategia de localización (y cuándo hace falta)?

Parte 8: Principios básicos de la globalización: Cómo crear una estrategia de localización

Parte 10: Principios básicos de la globalización: las diez mejores conclusiones

#globalizarse #本地化 #翻译